READING

Por qué mi vida es más lujosa de lo que parece.

Por qué mi vida es más lujosa de lo que parece.

vida lujosa moda y estilo de vida

En un mundo infestado de fotos y vídeos en redes sociales que recrean vidas magníficas y perfectas, es difícil tener un polo a tierra sensato y real. En la actualidad, hay muchos bloggers especializados en temas de lujo, con fotos fantásticas en yates, destinos exóticos, aviones privados o fiestas exclusivas. En mi caso, siempre he dicho que no soy una blogger de este tipo, si no alguien que quiere mostrar su realidad como es: presupuestos a veces más limitados que amplios, luchas por mantener la figura que quiero, días donde me veo mejor o peor.

vida lujosa moda y estilo de vida

Sin embargo, detallando mi vida me he dado cuenta que mi realidad está llena de lujos, los cuales me hacen ser parte de un pequeño porcentaje de la sociedad.

  1. Puedo escoger mi comida.

Recuerdo quejarme de esto cuando era niña. Algo que me gustaba más que otra cosa, cosas que no quería comer. Ahora veo en cada alimento una bendición. ¡Poder escoger que comer es privilegio de pocos en el mundo! Además de cumplir antojos como un helado, algo de comida rápida, salir a un restaurante. Nunca crean que no es así. Esto es un lujo.

  1. Tengo un lugar cómodo, seco y seguro para dormir y un techo.

¡Mi apartamento me encanta! No es el más grande, pero es mi hogar. Puedo llegar a él cuándo quiera, recostarme en mi cama, escoger mis almohadas, decidir que cojín va en donde y sobre todo, puedo sentirme segura. Es un hogar tranquilo, seguro y feliz.

  1. Puedo transportarme.

Para los que me conocen de cerca, sabrán que tengo el carro de mi abuelo. Literal. Un maravilloso modelo 84 sin aire acondicionado pero ideal para llevarme a todas mis citas y nunca llegar tarde. Seguro, fiel, mecánicamente perfecto. Tener una opción para transportarse es algo maravilloso. INCLUIDO EL MIO, TRANSMILENIO O CUALQUIER TRANSPORTE PÚBLICO. Si ustedes no les toca caminar 4 horas para llegar a estudiar, son privilegiados. Eso no quiere decir que no haya mucho que mejorar, pero podría ser mucho MUCHO peor.

 

  1. Un trabajo donde llegar.

Afortunadamente amo mis trabajos. He construido tres carreras que adoro profundamente: mercadeo, academia y moda. Y no. Mi misión no es volverme multimillonaria si no disfrutar lo que hago. El trabajo es salud y es lo que me ha permitido mantenerme cuerda y feliz (a parte de mi familia, claro está).

 

  1. Condiciones de salud óptimas.

Y no me refiero a no enfermarme. Me refiero a poder ir a un médico que me ayude y me diga que hacer. Poder vivir en un lugar con condiciones de salubridad óptimas, tener un medio ambiente en el que no tengo que estar con máscaras de oxígeno, poder tener acceso a medicinas y a remedios naturales (como la panela que es mágica), hasta ir a la EPS es para muchos un sueño que no podrán cumplir.

  1. Puedo escoger mi ropa y zapatos.

Solo tener algo con que cubrirme. Más allá del maravilloso mundo de la moda, seleccionar la ropa es un lujo. En un recorrido normal de sur a norte podrás ver mínimo a 10 personas que darían todo por poder tener la mitad de lo que tenemos.

  1. Disfruto del agua: abrir un grifo y tener agua es increíble.

Bañarme, cepillarme los dientes, cocinar o simplemente poderla tomar. Más aun escogiendo la temperatura para refrescarme o tomar un baño caliente. Ojalá fuéramos más conscientes de lo mucho que debemos cuidarla.

 

Esto por nombrar algunos. La educación, los viajes, los libros, la tecnología, los planes de entretenimiento son cosas extraordinarias. Pero no debemos olvidarnos que somos privilegiados y representamos un porcentaje mínimo de la población. Está bien querer progresar y si el objetivo es tener más, es válido. Pero no dejemos de agradecer por estos LUJOS que rodean nuestras vidas, y sin los cuales no tendríamos idea de cómo vivir.

(Y si de pronto puedes devolverle un poco a los que necesitan, será ideal).

Agradece por lo mucho que tienes.

 

Love,

Anna

 


Estratega de mercadeo y negocios con 8 años de experiencia apoyando empresas pequeñas y medianas para alcanzar sus objetivos de crecimiento. Soy profesional en Mercadeo y Negocios Internacionales y tengo un MBA con enfoque en Gerencia Estratégica. He estudiado Styling y Diseño de Accesorios de Lujo en Italia, Liderazgo en Estados Unidos y Servicio al Cliente en Chile. Autora en la actualidad del blog Anna Peñafort en donde abordo temas de moda y estilo de vida, con un enfoque para lectores que quieran un punto de vista de alguien que investiga, prueba, explora y con quien se puedan relacionar.

RELATED POST

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

By using this form you agree with the storage and handling of your data by this website.

INSTAGRAM
@annapenafort
Please Add Widget from here